El pretexto frente al contexto

16 marzo 2022

REDACCIÓN

 

Una lección de historia: el pretexto frente al contexto, es el título del artículo que Jesús Herrando nos ofrece en el número 67 de Montesnegros.

Comienza recordando el riesgo que entraña reinterpretar la Historia, es decir, ponerse gafas del presente para mirar acontecimientos del pasado. El contexto y la perspectiva son fundamentales para no obtener una visión distorsionada de lo que fuimos. Y cómo se está llegando a una nueva forma de censura, y de autocensura.

Un revisionismo equivocado del que pone un primer ejemplo en Estados Unidos, donde se empieza a prohibir la lectura de determinadas obras literarias en los centros escolares por supuestos contenidos racistas. Como sucede con Matar a un ruiseñor. Es lo que ocurre por sacar de su contexto la literatura. O el cine. Ahí está el veto de algunas plataformas de streaming a la película Lo que el viento se llevó. O las alertas sobre el contenido nocivo de clásicas películas… de Disney.

Herrando nos recuerda que la historia de la humanidad está llena de verdades incómodas. Negarlas, edulcorarlas, no lleva a ningún lado. La quema de 5.000 cómics de Astérix y Tintín en Providence (Canadá) para favorecer la conciliación con los pueblos nativos no va a borrar la pasada historia colonial e imperialista.

En el artículo se rememora la labor de Heródoto de Halicarnaso, Tucídides, e incluso Cervantes en su Quijote, piezas necesarias para que en el siglo XIX apareciera la novela histórica: Dumas, Galdós, Dickens. Ya en el siglo XX, Memorias de Adriano, de Yourcenar, Yo Claudio, de Graves, o El nombre de la rosa, de Eco, abren el camino de la evolución de este subgénero, apareciendo el best-seller histórico.